Cotizaciones directas e indirectas del mercado Forex

Como quizás ya sepas, el instrumento financiero básico en el trading de Forex son los pares de divisas. Y, por supuesto, dichos pares se presentan con cotizaciones. Sin embargo, lo más probable es que no conozcas qué son las cotizaciones directas e indirectas de divisas.

A continuación, explicaremos qué son las cotizaciones directas de Forex e indirectas y cómo pueden afectar a tus actividades de trading.

Cotizaciones directas

Qué son las cotizaciones de divisas

Como mencionamos anteriormente, en el mercado de divisas el instrumento básico para realizar transacciones son los pares. Eso quiere decir que nunca estarás comprando o vendiendo dólares estadounidenses, yenes japoneses o libras esterlinas, sino pares involucrando dos monedas distintas.

Las cotizaciones hacen referencias a los valores que aparecen junto a cada par de divisas. Toma en cuenta el siguiente ejemplo:

  • EUR/USD: 1,2345

En donde:

  • EUR: es la divisa base
  • USD: es la divisa cotizada
  • 1,2345: es la cotización y muestra cuántas unidades de divisa cotizada necesitarías para adquirir 1 unidad de divisa base.

Dicha cotización indica que cada euro tiene un valor correspondiente a 1,2345 dólares estadounidenses. No olvides que el primer símbolo que aparece en el par (EUR) hace referencia la divisa base, mientras que la moneda que aparece a su lado (en este caso, el dólar estadounidense) es la divisa cotizada.

En pocas palabras, una cotización de Forex sirve para saber cuántas unidades de divisa cotizada necesitarías para adquirir 1 unidad de divisa base.

Ahora que sabes qué es una cotización de Forex, ahora hablaremos sobre las cotizaciones directas e indirectas.

Qué es una cotización directa de Forex

Las cotizaciones directas e indirectas tienen que ver con tu posición geográfica y la moneda local que uses. En resumen, una cotización directa puede definirse como la que puedes entender fácilmente, incluso si no conoces el valor de la moneda extranjera. A pesar de que puede parecer bastante confuso, lo veremos con más claridad en el siguiente ejemplo.

Imagina que eres un ciudadano de los Estados Unidos, por lo que usas dólares estadounidenses. Ahora, piensa en la siguiente cotización:

USD/JPY: 1,60

A través de esta cotización puedes deducir fácilmente que, por cada dólar estadounidense, estarías recibiendo 1,60 yenes. No necesitas conocer el valor del yen para entender esta cotización. Eso quiere decir que, para tu caso, esta es una cotización directa de Forex.

Por otro lado, si eres un ciudadano japonés y ves la misma cotización del ejemplo, sabrías que necesitarías 1,60 yenes para comprar un dólar estadounidense, pero sería difícil determinar cuántos yenes puedes comprar con un solo dólar. En este caso, se trataría de una cotización indirecta para ti.

En resumen, una cotización directa de Forex muestra las unidades de divisa extranjera que se pueden adquirir con 1 unidad de divisa local. Usualmente, esta es la clase de cotizaciones que verás en los centros de intercambio de divisas.

Ahora, imagina que viajas a Japón y ves la cotización del ejemplo anterior. Eso quiere decir que puedes dividir todos los artículos que veas por 1,6 para saber su valor en dólares estadounidenses. En definitiva, las cotizaciones directas son más convenientes que las indirectas.

Ahora, explicaremos qué son las cotizaciones indirectas de Forex.

Qué son las cotizaciones indirectas de Forex

Ahora que sabes qué son las cotizaciones directas, con seguridad ya habrás deducido qué son las cotizaciones indirectas de Forex. En este caso, las cotizaciones muestran el valor de tu divisa local en comparación con una moneda extranjera. Examinemos el siguiente ejemplo.
Imagina que vives en Europa y ves la siguiente cotización:

USD/EUR: 0,77

Por medio de esta cotización, sabrías que cada dólar estadounidense equivale a 0,77 euros, mas no sabrías (al menos no fácilmente) cuántos euros necesitarías para comprar un dólar. Esto hace que esta cotización sea indirecta para ti. Ahora piensa lo siguiente: si estuvieras viviendo en los Estados Unidos, esta sería una cotización directa para ti, ya que sabrías que cada uno de tus dólares equivale 0,77 euros.

Las cotizaciones indirectas son más difíciles de entender, aunque pueden llegar a ser útiles. Por ejemplo, si vas a otra nación y sólo tienes a la mano una cotización indirecta, todo lo que debes hacer es multiplicar los precios de los bienes y servicios que encuentres para determinar el valor en tu moneda local. Recuerda, en el caso de las cotizaciones directas, tienes que dividir. Pero, con las cotizaciones indirectas, tienes que multiplicar. Mirémoslo con un ejemplo.

Imagina que vives en un país europeo y decides viajar a los Estados Unidos para comprar una consola de videojuegos. Todo lo que sabes es la cotización del ejemplo anterior (USD/EUR: 0,77). En tu viaje, encuentras una consola que tiene un costo de 400 USD. Para determinar el valor de dicha consola en tu divisa local, sólo tienes que multiplicar el valor del bien por la cotización indirecta, que en este caso corresponde a: 400 x 0,77 = 308 EUR.

Como puedes ver, a pesar de que las cotizaciones indirectas son un poco más difíciles de vender, todavía pueden ser muy prácticas.

Importancia de las cotizaciones directas e indirectas en el trading de divisas

A decir verdad, las cotizaciones indirectas de Forex sólo se dan en casos excepcionales. En cuanto a las plataformas de trading, usualmente se muestran cotizaciones directas que tienen al dólar estadounidense u otra divisa importante como base, lo que hace que las cotizaciones indirectas sean aún más escasas.

Adicionalmente, las plataformas de trading usualmente manejan como unidad de medida los lotes, es decir, 100,000 unidades de la divisa base. Teniendo esto en cuenta, 1 lote en el par EUR/USD equivaldría a $100,000 estadounidenses. Por lo tanto, las cotizaciones directas e indirectas en realidad no aplican al trading de divisas. No obstante, son un concepto muy útil si decides viajar a otro país y tienes que realizar conversiones entre monedas extranjeras y tu divisa local.

Para qué sirven las cotizaciones directas e indirectas

Las cotizaciones directas e indirectas en realidad no aplican al trading divisas, pero pueden ser realmente útiles si llevas a cabo negocios en otras naciones o simplemente decides viajar. Por ejemplo, en las casas de cambio se muestran cotizaciones directas para saber rápidamente cuánta divisa extranjera puedes adquirir con tu moneda local.

Sin embargo, en algunos casos puedes ver también cotizaciones indirectas de Forex, aunque ahora sabes cómo utilizarlas a tu favor.

Conclusión

El concepto de cotizaciones directas e indirectas no está relacionado con las operaciones de divisas. Sin embargo, es bueno que conozcas de qué se tratan en el caso de que debas hacer negocios en otras naciones o simplemente decidas adquirir bienes o servicios en el extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *